Saltear al contenido principal

5 increíbles consejos para cuidar bien un jardín pequeño

Un pequeño jardín, sin duda, puede darle un aire especial a tu hogar. ¿Conoces ese rincón, interno o externo, que no sabes qué hacer? Estás esperando un jardín diseñado con creatividad y estilo. Crea un espacio lleno de inspiración para leer, escribir o incluso contemplar.

La elección de especies, jarrones y mobiliario son decisiones que pueden hacer de este lugar un lugar acogedor. Piensa siempre que un pequeño jardín  ;puede ser sencillo, pero con mucho encanto.

En este post te damos 5 consejos para que cuides bien tu pequeño jardín y aún así que sea un entorno increíble. ¡Compruébalo!

1. Haz las podas necesarias

Podar las plantas de tu jardín puede ser la actitud adecuada para mantenerlas bonitas y proporcionarles un crecimiento saludable. La poda, en general, se realiza por el tallo, pero busque orientación especializada sobre la mejor forma de podar las especies que tiene con las plantas, conociendo la frecuencia con la que se debe realizar la poda, en qué momento se debe realizar esta acción. evitarse o incluso si sólo es necesario recortar. Cuanta más información tengas, mejor será el cuidado de tu jardín.

2. Aprovecha al máximo la luz solar

Algunas plantas necesitan más luz solar que otras. Por eso es importante pensar en la exposición. Por este motivo, no olvides evaluar la condición de tu espacio en todos los sentidos, incluida la recepción de la luz solar. A partir de esta evaluación se podrá realizar una adecuación de la especie, favoreciendo la ubicación de las plantas según las necesidades de cada una.

3. Abonar las plantas del pequeño jardín

De nada sirve querer el jardín que sale en la revista más famosa de la zona si no se tiene todos los cuidados necesarios. Vale la pena invertir en crear un espacio que también refleje tu forma de ser, así que cuida mucho este lugar. No olvides que, tras elegir el terreno, que debe ser de buena calidad, la fertilización es fundamental.

4. Limpia también las piedras

Ahora toca trabajar la creatividad. Te habrás dado cuenta de que las piedras también son elementos que forman pequeños jardines. Son geniales, además de aportar un ambiente al lugar. Puedes usarlos para hacer pequeños caminos o como piezas decorativas. Y no olvides limpiar las piedras.

5. Utiliza las macetas de forma armoniosa

Si tienes un  proyecto paisajístico para un pequeño jardín, seguro que las especies y elementos son los adecuados para el espacio . No vale la pena poner un jarrón que no corresponda con el lugar y la propuesta de proyecto. Piensa en componer el espacio de manera armoniosa.

Los jarrones pueden ser elementos de composiciones sorprendentes en jardines pequeños. Piezas que realmente dan ese toque personalizado. En ocasiones, elegir el mejor arreglo es una estrategia para darle ese encanto u ofrecer más cuidado a las plantas. Las macetas se pueden colgar en celosías o en el suelo, por ejemplo.

Un jardín pequeño o grande necesita cuidados. No es solo un área que crear y dejar ir. Requiere mantenimiento y paciencia. Además, esta actitud de cuidado te puede hacer mucho bien, aliviando el cansancio en los días ajetreados. Convierte este espacio en un lugar que marcará la diferencia en tu vida.

 

Volver arriba
Buscar