Saltear al contenido principal

¿Cómo se pueden utilizar las plantas ornamentales en un jardín?

Una forma de embellecer tu hogar y darle más alegría, ya sea en el salón o en el patio trasero, es apostar por las plantas ornamentales. Las hay de varios tipos, tamaños y colores y pueden armonizar con diferentes ambientes, independientemente de la temática o estilo decorativo.

Pero ¿sabes qué son las plantas ornamentales y cómo usarlas en casa? Para ayudarte con este asunto, hemos preparado una completa guía con consejos y pautas. ¡Sigue leyendo y échale un vistazo!

¿Qué son las plantas ornamentales?

Cualquier planta que se cultive por su belleza puede llamarse planta ornamental. Esto quiere decir que no necesariamente aportan ventajas más allá de la estética, es decir, no siempre mejoran la calidad del aire o contienen hojas medicinales etc.

Las plantas ornamentales pueden o no tener flores y también presentan tamaño grande, pequeño o mediano. Suelen colocarse en ambientes exteriores e interiores, según el paisajismo y la necesidad de sol.

¿Cuáles son las principales especies?

Ahora, hablemos un poco sobre las plantas ornamentales más utilizadas. ¡Descubre más!

Cactus

Por ser exóticos, son muy populares. Para ambientes al aire libre, puedes usar Wachuma, un cactus nativo de los Andes. Para interiores, lo ideal es utilizar mini-cactus, que quedan muy bien en escaparates y mesas.

Helechos

Los helechos tienen una fuerte presencia en las casas. Son fáciles de cuidar, dan sombra y aportan un aire acogedor, tanto a balcones como a cocinas. Para darle un aire nuevo a estas plantas clásicas, apuesta por bonitas y modernas macetas.

Orquídea y jazmín

Estas dos preciosas flores las flores fragantes son las favoritas de los decoradores y son muy fáciles de cuidar. A las orquídeas les gusta la semisombra, por lo que les va mejor en interiores. El jazmín, por su parte, se puede plantar en exteriores, siempre que el lugar no esté expuesto al sol durante todo el día.

Bromelia

Neoregelia Carolinae es un tipo de bromelia para los que quieren una planta diferente. A esta especie no le gusta el sol, por lo que solo puede vivir con una fuente de luz artificial. Además, no necesita riego todos los días y se puede encontrar en varios colores. Es ideal para arreglos de interior, como habitaciones y pasillos.

¿Cómo utilizar las plantas ornamentales?

Este tipo de planta se puede tener  en cualquier lugar de la casa, siempre que combine con la decoración y siempre y cuando se respete la cantidad de luz y calor que necesita cada especie.

Las plantas más grandes se deben colocar con la maceta directamente sobre el piso, y se ven muy bien en los patios traseros o en la entrada de la casa. Quienes tengan un jardín de invierno, es decir, un rinconcito verde dentro de casa, pueden añadir pequeñas plantas sobre muebles presentes en el ambiente, sobre un alféizar, sobre soportes colgantes o en barandillas fijadas a la pared.

¿Cómo cuidar las plantas ornamentales?

A la hora de adquirir una especie vegetal, es necesario saber qué sus necesidades en relación con el agua y la luz solar. La ventaja es que muchas plantas ornamentales son fáciles de cuidar y no requieren fertilización, poda, etc.

También es importante comprobar si las plántulas lo exigen cuidados especiales. Las bromelias y otras plantas en forma de copa, por ejemplo, necesitan eliminar el exceso de agua de sus hojas y flores para evitar atraer insectos.

Otro punto crucial es investigar si las especies seleccionadas son venenosas cuando se ingieren. Si lo son, procura mantenerlas en un lugar alto, lejos de niños y mascotas.

Tener plantas ornamentales hará tu hogar más acogedor y aportará un bonito toque de naturaleza. Todo esto sin requerir mucho tiempo o energía para cuidar las macetas. Si te ha gustado este post, ¡compártelo en las redes sociales para ayudar a los que también quieren montar un jardín diferente!

Volver arriba
Buscar